El beneficio de ¿todo pagado? por Julio Bernardos

Hace unos meses leía en un artículo de un conocido experto de marketing que el precio es algo subjetivo, que la cuestión es vender. No estoy de acuerdo. En la sociedad sostenible que queremos los pequeños empresarios, hemos de tender a vender cosas necesarias a precios razonables, para satisfacer a nuestros clientes, fidelizarlos, y vender y ganar todo lo posible.

Esto viene al hilo de que todos los negocios han de tener una rentabilidad razonable. Pero, ¿cuál es el beneficio razonable?

Cuando me preguntan cuál es el beneficio adecuado para incluir en un precio, suelo contestar que si todos incluyéramos un 10% de beneficio nos saldrían los números, y a precios justos para el consumidor.

Por un lado, como en cualquier inversión los beneficios tienen rendir un interés anual razonable sobre la inversión. Pongamos que como mínimo el que obtenemos al alquilar una vivienda, que suele oscilar entre el 3 y el 5% anual de la inversión.

Después remunerar la dedicación y esfuerzo personal el empresario. Es decir poder obtener un salario acorde a las horas y las tareas desempeñadas.

Yo recomiendo que calculemos  “el beneficio de todo pagado”.

Y para ello, incluir en los gastos fijos:

  • La amortización, es decir la devolución de nuestra inversión.
  • Nuestro salario como empresarios-asalariados.
  • La amortización ordinaria de los préstamos.

Ya sé que considerar gastos la amortización de los préstamos, y el salario del autónomo/a persona física no es ortodoxo conforme a las actuales definiciones económicas, y que no son gastos fiscalmente deducibles.

Pero, ¿no sería razonable incluirlos como gastos fijos, para calcular nuestros precios, y que el beneficio que al final resulte, grande o pequeño, sea de verdad un beneficio que “debe-haber pero está”, con el que poder contar para autofinanciar la empresa o irnos de vacaciones?

Ahí os dejo la reflexión, buen día.

Autor: Julio Bernardos

www.juliobernardos.com

Facebook.com/JulioBernardosCostesyRentabilidad

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario