Entrevista a SONEA Ingeniería y Medioambiente

Hablamos con Patricia Salas, directora gerente y socia promotora de SONEA

¿Qué servicios concretos ofrece SONEA?
SONEA Ingeniería y Medio Ambiente es una empresa joven que ofrece servicios de Ingeniería Civil, Medio Ambiente y Agricultura. Actualmente estamos trabajando el desarrollo de servicios innovadores basados en el uso de la teledetección, aérea para incrementar la competitividad y sostenibilidad del sector agrícola.
¿Cuál es el origen de la empresa, quiénes sois los fundadores?
Yo soy licenciada en Biología por la Universidad de Barcelona. Al acabar la carrera volví a Huesca y pronto empecé a trabajar en el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC). Paralelamente, realicé un máster de Ordenación Territorial y Medioambiental en Zaragoza.
Mi socia es Marta Mercadal, ingeniera de Caminos. Al acabar la carrera, también en Barcelona, trabajó en Zaragoza en una Ingeniería. Posteriormente comenzó su propia andadura profesional junto a otros compañeros de las áreas de la Ingeniería, el Urbanismo y la Arquitectura. Paralelamente y desde hace años, participa activamente en la gestión de la explotación agrícola familiar.
¿Cómo nació el espíritu emprendedor en ti? ¿Cuál es tu motivación principal, ser tu propio jefe, ganar dinero, poner en marcha tu idea..?
Al acabar el contrato y el máster en 2013, pensé que emprender era una posible salida para trabajar en lo que realmente me gusta, pero tomar ese tipo de decisiones es difícil ya que conlleva ciertos riesgos. Sin embargo, estar rodeada de valientes emprendedores, como mi socia y amiga Marta, me animó a intentarlo.
Y la idea, ¿cómo se os ocurrió?, ¿cómo le disteis forma para convertirla en realidad?
Sabíamos que la teledetección es una técnica realmente útil para la gestión del territorio y con gran potencial en el sector agrícola, pero el gran desarrollo se ha producido principalmente en el ámbito de la investigación. La aparición de los UAVs ha acercado la técnica a todo el mundo, multiplicando así sus posibilidades de uso. Sin embargo, esta tecnología ha evolucionado tan rápido que es necesario el diseño de servicios para demostrar su verdadero potencial.
¿Cuáles son los hitos más importantes conseguidos hasta la fecha? ¿Qué es lo más importante que habéis logrado hasta el momento?
Previo a la constitución de la empresa, y con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca, conseguimos la calificación de empresa MILE. En enero se incorporó a la plantilla Clara Portero, ingeniera técnico agrícola con amplia experiencia en investigación en teledetección aplicada la agricultura, completando así el equipo multidisciplinar de SONEA. Ese mes firmamos un convenio de colaboración con el CITA, con el cual presentamos un proyecto de investigación al Gobierno de Aragón y en abril ya habíamos conseguido la financiación necesaria.
¿Estáis alcanzando los objetivos de ingresos y rentabilidad que teníais previstos? ¿Cuál es la plantilla actual? ¿Tenéis previsiones de crecimiento?
Paralelamente al desarrollo de la nueva línea, hemos llevado a cabo y participado en diferentes proyectos de ingeniería civil y medio ambiente. Asimismo, estamos comercializando servicios dirigidos a Comunidades Generales de Riego basados en teledetección espacial. Los frutos económicos de la línea de teledetección aérea llegarán una vez finalizada la etapa de desarrollo y, con ello, el crecimiento y expansión de la empresa.
¿Cuáles son vuestros próximos pasos, estrategia y plan de expansión?
SONEA trabaja por ser el nexo de unión entre la tecnología y el cliente final, ofreciendo servicios de alta complejidad técnica que integren desde la identificación de la necesidad, la elección de la tecnología, la extracción, tratamiento e interpretación de la información, hasta el análisis de datos y la entrega al cliente en el formato necesario. Para la comercialización de los servicios prevemos crear una red de empresas tecnológicas para la captura de datos a nivel nacional e internacional.
Próximamente vamos a realizar las primeras pruebas de campo en una finca comercial, lo que permitirá validar el trabajo realizado durante este tiempo y adaptarlo a las necesidades reales del cliente.
¿Qué sería el éxito para ti?, ¿cuándo considerarás que lo habéis alcanzado?
Al tratarse de un mercado emergente de nuevas tecnologías y que se dirige a un sector tan tradicional como es el agrícola, un primer éxito del proyecto será cuando fidelicemos al menos a 5 clientes.
¿Qué consejo le darías a alguien que está pensando en empezar a desarrollar un proyecto?
Para mí ha sido fundamental contar con un buen equipo. Pienso que siempre hay que estar dispuesto a colaborar, y que un equipo multidisciplinar enriquece mucho un proyecto. Otro de los consejos que daría es que no hay que enamorarse de la idea inicial ya que ésta, al igual que el mismo emprendedor, evoluciona con el desarrollo del proyecto.
Las cualidades más importantes, y a la vez más difíciles de mantener, son la paciencia y la flexibilidad, además de la capacidad de reflexión y de una buena gestión del tiempo.

Fuente: http://www.actualidaddelasempresasaragonesas.es/

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario