¿Cumples con los requisitos para emprender en franquicia?

Dirigirás tu negocio avalado por el éxito y el apoyo de una enseña conocida.Pero ser franquiciado también supone el cumplimiento de unas normas que establece el propietario de la marca.

La franquicia es apta para todos los públicos, pero no todos los emprendedores encajan en este sistema basado en una relación contractual entre el dueño de la marca -franquiciador-, y aquel que abre las puertas de un negocio -franquiciado- avalado y apoyado por la experiencia del primero. De eso va la franquicia, del acuerdo entre dos emprendedores con un objetivo común: crecer y hacer la empresa más rentable.

Las reglas del juego

La dependencia es mutua. «El franquiciador necesita estructura, estrategia, valores y recursos económicos y humanos para acometer su expansión. Los franquiciados son sus socios, los asociados con los que emprende el crecimiento de la marca», explica Enrique Hierro, fundador junto con Miguel Armijo, de la consultora de franquicias Interlaudia. Los franquiciados dependen de la marca y ésta de ellos.

Conviene que sepas que si decides emprender bajo el paraguas de un marca, serás un empresario independiente, pero tendrás que cumplir ciertas normas recogidas en esta relación contractual: dónde establecer el local, cómo acondicionarlo, a qué proveedores tienes que acudir, etcétera. También tendrás que hacer frente a un canon de entrada por la cesión de la marca y otro pago mensual en concepto de royalty por la formación, publicidad, y apoyo que presta la central. Este modelo no es apto para emprendedores inquietos y con iniciativa que pretenden incorporar nuevos conceptos o diversificar el negocio a conveniencia.

Ampliar artículo >>

Fuente: http://www.expansion.com/

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario