Receta para emprendedores: piensa en grande, actúa en pequeño

Piensa en grande, actúa en pequeño

Piensa en grande, actúa en pequeño

Hay muchos proyectos emprendedores que mueren porque son tan grandes que no se sabe por dónde empezar.

Hay una regla básica en la gestión del tiempo que funciona muy bien: cuando te enfrentes a un proyecto grande, divídelo en tareas pequeñas.

Y eso es lo que tenemos que hacer con los proyectos emprendedores: pensar en grande y empezar en pequeño.

Y ¿por dónde empiezo? Pues Francisco de Kikomoy lo tuvo claro: de su necesidad, creo su negocio.

Así que desde su negocio de comida fresca a domicilio, vamos a ver cuál tendría que ser el menú de una persona que note que tiene germen emprendedor, pero no sepa por dónde empezar:

1) Aperitivo: antenas emprendedoras

2) Plato principal: detector de oportunidades

3) Acompañamiento: libreta emprendedora

4) Postre: no reblar

Hay que levantarse y ponerse las antenas emprendedoras para mirar el mundo, desde un punto de vista emprendedor: ¿por qué esto se hace así? ¿se podría hacer de otra manera? ¿quién se ocupa de esto? ¿por qué? ¿cómo funciona? ¿se puede simplificar? ¿lo podemos combinar?…

El detector de oportunidades de los emprendedores tiene que estar siempre en marcha para ver qué necesidades están sin cubrir y por cuáles de esas necesidades no cubiertas, estaríamos dispuestos a pagar.

Y en este proceso los emprendedores necesitan una herramienta clave, la libreta emprendedora en la que tienes que apuntar todo lo que se te vaya ocurriendo, con el objetivo de ir revisándolo de cuando en cuando y ahí, en ese proceso de revisión y conexión entre ideas, surgirá LA IDEA.

Y este proceso no es sencillo, así que como dicen en Aragón, lo importante es no reblar, siempre con ganas, siempre activo, siempre alerta…

¿Y ante los problemas y los primeros reveses qué puedes hacer? Lo primero es comentarlo con tus amigos y buscar asesoramiento externo. Lo importante es tomar decisiones y tomarlas lo antes posible. Si continúo hacia delante, fenomenal y si dedico dejarlo, cuanto antes mejor.

Y la receta para estos primero pasos es clara:

Piensa en grande, empieza en pequeño

Y tú ¿ya piensas en grande?

Podéis escuchar la historia de Francisco y mis consejos en #Canalemprendedor pinchando aquí

Acerca de Ana Hernandez Serena

Más de 20 años asesorando a pequeñas empresas para desarrollarse y encontrar su camino para ser más competitivas, tanto a nivel nacional como internacional. Creatividad e innovación son los conceptos que más intento inculcar a las pequeñas empresas para conseguir la diferenciación en el mercado por algo distinto al precio y buscando siempre un segmento concreto de clientela. Muchos años convirtiendo ideas en proyectos viables: curiosa, pragmática y apasionada, una combinación al servicio del emprendedor Pero si hay algo que me encanta es la formación y la motivación y creo que soy capaz de transmitir la pasión que siento por mi trabajo. Ante un auditorio soy feliz.
Esta entrada fue publicada en Recetas para emprendedores y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario