¿Cuánto me costaría contratar a un trabajador?

El coste total de un trabajador, para la empresa está formado por:

  • Salario Neto que recibirá el trabajador. A grandes rasgos, el salario base y resto de conceptos salariales brutos, que dependerán del tipo de Convenio y de la categoría profesional.
  •  Cuotas de empresario y trabajador a la Seguridad Social. Estas dependerán del tipo de contrato y de las bonificaciones existentes. El total de las cuotas a la seguridad social por Contingencias Comunes, Desempleo, FOGASA, FP, IT, IMS, podemos estimarlas en un 38% sobre el Salario Bruto.

Importante tener en cuenta todas las bonificaciones existentes, por ejemplo, para un Contrato en Prácticas para menores de 30 años, nos ahorraríamos el 50% de la cuota empresarial por contingencias comunes o, para empresas de menos de 50 trabajadores que celebren un Contrato Indefinido con un trabajador menor de 30 años, se ahorrarían 1.000€ al año en cuotas a la seguridad social.

  •  Las retenciones a cuenta del IRPF, que dependerán de las circunstancias personales y familiares de nuestro trabajador. Por ejemplo, para un soltero sin hijos con contrato obra y servicio, que cobre 15.000€ anuales, la retención a cuenta del IRPF es del 9,59%. Por tanto: 1.438,50€ anuales.

No nos olvidemos de posibles circunstancias que nos ocurrirán más tarde o más temprano:

  • Costes de la posible indemnización cuando vayamos a despedirlo, que pueden ir desde 33 días por año trabajado en caso de despido improcedente, hasta 0€ en caso del Contrato Indefinido de apoyo a los Emprendedores, por no superar el periodo de prueba de 1 año.
  • Costes de posibles incapacidades temporales por baja (podemos estimarlos en torno al 1% del Salario Bruto anual).

Como vemos, es importante elegir el tipo de contrato adecuado. Aunque en la actualidad y en teoría, tan solo existen cuatro tipos de contratos: Formativos, Prácticas, Indefinidos y Temporales, en la práctica, las diferentes modalidades de contratación, exigencias y requisitos para cada tipo de contrato y posibles bonificaciones, se multiplica. Por ejemplo, el tipo de contrato más habitual el Contrato Temporal por obra y servicio, pero para poder celebrarlo legalmente, la obra o el servicio deben tener una autonomía o sustantividad propia es decir, no se pueden hacer contratos de obra para aquellas actividades que constituyan la actividad habitual de la empresa.

Vamos a ver el coste total anual, en el que incurriríamos al contratar a un trabajador con un sencillo ejemplo:

Contratamos indefinidamente a un trabajador auxiliar administrativo, menor de 30 años, soltero sin hijos que cobra 15.000€ anuales.

  • Salario Bruto: 15.000€
  • Salario Neto: 12.609€
  • Costes de Seguros Sociales de empresa y trabajador: 38% * 15.000€ = 5.700€
  • Bonificaciones en Costes de Seguros Sociales = 1.000€
  • Retenciones a cuenta del IRPF: 9,59% * 15.000€ = 1.438,50€
  • Costes de posibles incapacidades temporales por baja: 1% * 15.000€ = 150€

Coste total anual: 12.609€ + 5.700€ – 1.000€ + 1.438,50€ + 150€ = 18.897,50€ al año. O lo que es lo mismo, 1.574,79€ al mes.

En resumen: De los 1.050€ que cobraría mensualmente nuestro trabajador con 12 pagas al año, a la empresa le cuesta un total de 1.574,79€ al mes.

SILVIA ANTÓN HIDALGO

http://antonhidalgosilvia.wix.com/consultoria

 

Acerca de Silvia Anton

Colegiada Mercantil nº 1.318 Asesora Fiscal, Contable y Laboral. Consultora Homologada por el Instituto Aragonés de Fomento. Miembro nº 293 del Registro de Economistas y Titulados Mercantiles Docentes e Investigadores.
Esta entrada fue publicada en Artículos Emprendedores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario