Peligros de tener la oficina en casa

Muchos emprendedores cuando comienzan su negocio deciden buscar una oficina externa o un centro de negocios, sin embargo otros lo hacen en su propia casa.

Si bien es verdad que así conseguimos tener un ahorro en costes al evitar ese gasto fijo, tenemos que valorar los posibles pros y contras que tiene el tener la oficina en casa:

-   Ten cuidado de no acomodarte en casa: motívate y créate pautas de trabajo, diferencia también los momentos de trabajo de los que no lo son.

- Si necesitas un lugar de visitas siempre puedes invitar a tus clientes a quedar en la cafetería de un buen hotel de la ciudad.

- Una de las preguntas que vas a tener que responder es dónde estás. Si tu casa está preparada para recibir visitas puedes ponerlo, si no, tenlo en cuenta no sea que un cliente se plante de pronto en tu oficina.

- La persona que va a atender el teléfono vas a ser siempre tú. Valora dar sólo un teléfono móvil, si no, siempre te pueden llamara a “la oficina”

- Créate un puesto de trabajo fijo y acondicionado para realizarlo

Ten todo esto en cuenta y, decidas lo que decidas, si emprendes. Buena suerte  mucho trabajo.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario