Errores corporativos que cometen los emprendedores

 Estos son los errores que ocurren principalmente durante la etapa previa a la creación de la sociedad y durante los primeros meses de vida. Los más importantes podemos resumirlos en:

Errores corporativos que cometen los emprendedores

REPARTO DE ACCIONES

Desde pequeños nos enseñan a cortar la tarta a trozos iguales, teniendo en cuenta el número de amigos que van a comer. Esa realidad social que en otros aspectos de la vida tiene sentido, no es aplicable a la hora de crear una empresa. Este error reconoce Jesús Encinar que fue uno de los que cometió (y no volverá a repetir) cuando creó Idealista.com.

Cada persona debe tener participación en la sociedad en función de sus aportaciones. Es difícil decidir y negociar eso entre los emprendedores, pero hacerlo bien al inicio ayudará a no tener problemas en futuro. Para determinar esta participación hay que tener en cuenta factores como liderazgo, riesgo, perdida oportunidad, aportación económica o de activos, dedicación, rol, experiencia, networking, etc….

ELECCIÓN DE LOS SOCIOS

La creación del equipo de emprendedores que van a participar en un proyecto es una de las claves para el éxito de todo negocio. Muchas veces los emprendedores cometemos el error de rodearnos de personas con unos perfiles demasiado similares (ingenieros, comerciales, etc…).

El equipo emprendedor ideal es aquel que tiene entre sus personas (aconsejable entre 2 y 5) a individuos con perfiles complementarios. Cada uno de ellos debe aportar una habilidad o experiencia (gestión, ventas, compras, logística, SEO, marketing online, etc …) distinta al colectivo. Más información de como crear un buen equipo emprendedor.

PACTOS DE SOCIOS (o Pacto de Accionistas)

Esta fase tiene lugar una vez hayamos definido bien el perfil de los socios que queremos, los hayamos convencido al proyecto, etc… El mayor error que cometemos los emprendedores es precisamente la omisión de un pacto de socios por escrito.

Este documento debe contemplar aspectos como permanencia, compromisos de permanencia, competencia, exclusividad, activos aportados, regulación de transmisión de acciones, cláusulas de arrastre y acompañamiento, derechos de voto, reparto de dividendos, stock options, penalizaciones, organos gestores, comités asesores, etc…

La existencia o no de un pacto de accionistas ayuda a una correcta toma de decisiones en los momentos críticos, deja por escrito los compromisos asumidos por todos y las consecuencias jurídicas del incumplimiento. Hoy en día es imprescindible para evitar las situaciones de bloqueo de la empresa y la perdida de derechos de los socios.

ABOGADOS

Hace pocos meses dije una frase durante un evento comentando “Pon un abogado en tu vida”. Esa frase fue retuiteada por más de 100 personas durante los siguientes minutos al evento.

Muchas veces los emprendedores cometemos el error de jugar a ser abogados. Aunque algunos emprendedores podamos tener conocimientos legales para la interpetración de contratos o pactos, cualquier pequeña modificación de un documento puede generar una interpretación legal totalmente distinta.

Es necesario que tengamos unos buenos abogados cerca, será una de las mejores inversiones que un emprendedor puede hacer. Son útiles tanto en las fases de creación de la empresa, como de negociación con inversores, redacción de pactos de accionistas, contratos de servicios, etc…

CULTURA, FALTA DE MISIÓN Y VALORES

En una ocasión Marta Esteve de Rentalia me confesó que se arrepentía de haber tardado tanto en crear una cultura en la empresa. Básicamente esto también puede estar relacionado con la falta de una misión de la empresa o definición de valores.

Muchos emprendedores no se paran a pensar en cual es la misión de la empresa, no es fácil definirlo bien pero es la esencia de tu negocio. Todos los directivos, empleados y clientes de una empresa tienen que conocer cual es la visión y misión de una empresa.

Otro tema importante es la definición de los valores (y/o cultura) de la empresa. Es importante pensar en que valores queremos que tenga la empresa en la que queremos trabajar. A veces es útil hacer el ejercicio de que los trabajadores te ayuden a crearlo, podemos destacar en startups relacionados con Internet valores como Innovación, Diversión, Transparencia, etc… pero también en otras compañías surgen otros como Meritocracia, Competencia, etc…

EQUIPO

Hemos destacado anteriormente la importancia de un buen grupo de socios fundadores para tener éxito en tu empresa. Pero también es importante que no sólo los emprendedores sean buenos sino también que los profesionales que vayan a incorporarse a la empresa tengan la actitud y aptitud deseada al tipo de empresa que estamos creando.

Hay dos labores importantes dentro de la creación de un equipo, la primera es la captación de talento, quizás hoy en día con la competencia que tenemos y la formación de baja calidad se ha convertido en la tarea más difícil. Determinados perfiles profesionales son muy difíciles de incorporar en calidad de “contrato en nómina” y los que están disponibles en mercado no tienen el nivel suficiente. Yo siempre digo que un SEO o un SEM de “high level” está como emprendedor en un startup … sino algo falla (nadie renuncia a ganar 500.000 € al año y “conformarse” con 100.000 €.).

La segunda labor clave es convertir ese talento individual en un talento colectivo, para ello es muy importante tanto el liderazgo dentro de los emprendedores como la aparición de líderes en las diferentes áreas de negocio de la empresa. Que tengas personas preparadas para gestionar personas no es tarea fácil y muchas veces no tiene nada que ver con las cualidades profesionales del trabajador, sino con una forma de ser o aptitudes personales.

Por suerte para la cohesión y creación de equipos tenemos la figura del “coach” que puede ayudarnos. Cada vez hay más empresas expertas en coaching empresarial, tanto para los propios emprendedores como para el resto de directivos y ejecutivos de las empresas. Una de esas empresas que ya está trabajando para empresas digitales (como Akamon Entertainment u Offerum) es Guiae Formación y Coaching, en la cual soy inversor personal.

Fuente: Blog de Carlos Blanco

http://www.carlosblanco.com/

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario